LOS PRODUCTOS DE KILÓMETRO CERO DEL CAMPO PAYÉS LLEGAN A TODOS LOS DOMICILIOS DE LA ISLA


La crisis sanitaria del COVID-19 ha supuesto un antes y un después para Can Soldat que presenta su nueva tienda online destinada a profesionales y a particulares de Ibiza

Esta empresa familiar lleva desde 1940 vendiendo fruta y verdura en su puesto del mercado de Sant Antoni de Portmany

La crisis sanitaria del COVID-19 ha supuesto un antes y un después para Can Soldat, una empresa ibicenca que lleva desde 1940 cultivando y vendiendo sus productos de kilómetro cero en su puesto del mercado payés de Sant Antoni de Portmany. “Durante el confinamiento quisimos llegar hasta las casas de nuestros clientes para que tuviesen cada día lafruta y verdura que nos llevaban años comprando y vimos que no solamente era un servicio que nos gustaba prestar, sino que tenía una gran demanda”, explica NeusCosta, propietaria de Can Soldat y tercerageneración de esta empresa familiar.

“En Can Soldat llevamos más de 80 años haciendo lo que más nos gusta: mimar, cuidar y sembrar nuestras fincas de Ibiza y hemos descubierto que también nos apasiona ver cómo nos reciben las personas en sus casas y hacerles la vida más fácil”, añade Neus Costa. En esta línea agrega que la idea de crear una página web “sencilla, intuitiva y que permitiese a todo el mundo ver qué productos tenemos, cuáles son de temporada, con fotos reales de nuestras huertas, y llegando a todos los puntos de la isla con un servicio sostenible y ecológico libre de plásticos, no solamente era viable, sino que suponía un salto más en nuestro modelo de empresa”, resume.

“La forma de comprar nuestros productos y que lleguen a casas, pisos o establecimientos de cualquier rincón de la isla es muy sencilla, solamente hay que darse de alta en nuestra web www.cansoldat.com, escoger qué productos se quieren recibir, sumarlos al carrito e incluir el horario y fecha de recepción”, concreta Neus Costa, quien apunta que los pedidos mínimos son de 25 euros y que “nuestros clientes se sorprenden del tamaño de las cestas que reciben por ese precio”. “Al final comprar productos de la isla, no solamente es sostenible y aboga por el mantenimiento del campo de Ibiza, sino que respeta el entorno, son más sabrosos y saludables y más económicos; al final todo son ventajas”, arguye. Eso sí, añade, “tenemos también fruta, verdura, miel, legumbres o frutos secos de gran calidad de otros orígenes para permitir a nuestros clientes encontrar siempre todos los productos que necesiten”.

Can Soldat, tercera generación de payeses

El respeto y el amor por el campo siempre han sido parte de Can Soldat. Neus Costa, tercera generación de esta familia que lleva desde 1940 mimando sus fincas de Santa Gertrudis y de Buscastell, ha tomado el testigo de sus padres y abuelos yendo más allá y digitalizando la empresa. Con su marido Joan Albert Cardona decidió durante la crisis sanitaria del COVID-19 llevar los pedidos de sus clientes de toda la vida de su puesto del mercado de Sant Antoni de Portmany hasta sus casas, y ha sido tal el éxito de este servicio que ha decidido consolidarlo. Así, ya es posible adquirir los mejores productos de Can Soldat desde esta página web, de forma sencilla, cómoda y a tan solo un clic.

En sus más de 17.000 metros cuadrados de cultivos, la finca de Buscastell alberga frutales, un invernadero de tomates de varias clases, pimientos, calabacines o sandías; mientras que distintas variedades de aromáticas y de flores decorativas, serpentean esta finca que cuenta, además, con gallinas propias, artífices de los mejores huevos de Ibiza. Mientras, en las 12 hectáreas de su otra finca de Santa Gertrudis podemos encontrar patatas 100% ibicencas, coles, lechugas boniatos o remolacha.

Can Soldat lleva más de 80 años abasteciendo a establecimientos de toda Ibiza con productos de la isla y de otros orígenes y llegando a los hogares de personas de todos los municipios y nacionalidades que buscan la mejor calidad, un trato personal y cercano y productos kilómetros cero sostenibles, medioambiental y económicamente. Las entregas a domicilio se hacen en cajas retornables, para no perjudicar el entorno que cada semana se recogen de nuevo para volver a darles vida con la mejor fruta y verdura de la isla.

Anterior AMÀRE BEACH HOTEL IBIZA APUESTA POR EL MERCADO NACIONAL
Siguiente POR QUÉ LOS PEDAGOGOS PUEDEN SER QUIENES SALVEN LA ‘VUELTA AL COLE’ MÁS INCIERTA

Sin comentarios

Envía una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *