Elisa Pomar maximiza las piezas de su colección más personal


Elisa Pomar inaugura una nueva etapa creativa más íntima que nunca y en consonancia con otros artistas para crear un universo artístico único. Sus creaciones se vuelven más personales e incorporan con fuerza la influencia flamenca y materiales nuevos como las perlas. Estas piezas se han convertido en un imprescindible de 2019, conquistando a nombres propios como los de las modelos Lucía Rivera o Begoña Martín, a la cantante India Martínez, quien muestra sus característicos anillos en su último videoclip, a los diseñadores Palomo Spain o María Escoté, quienes lucieron sus pendientes y anillos en Maestros de la Costura, o a las televisivas Adriana Abenia y Cristina Pedroche, entre otros.

La directora creativa de la marca homónima Elisa Pomar comienza esta temporada con una creatividad sin precedentes y, por primera vez, sin límites. Sus piezas se maximizan todavía más para dar más vida a cada una de las filigranas que componen sus joyas cuajadas de detalles y efectuadas de manera artesanal. Ahora, al oro, a la plata y la as piedras se les suma otro clásico, las perlas, pero de una forma totalmente inesperada. La elegancia se entremezcla con la creatividad para dar lugar a pendientes y collares únicos y  siempre sorprendentes. El exceso está de moda y la joyería ibicenca reclama su papel protagonista para subir el nivel de cualquier look en cualquier momento.

Perderse en el templo de Elisa Pomar en el barrio de La Marina de Ibiza es entrar a formar parte de su particular universo creativo, compuesto por distintas corrientes que se unifican de forma casi mágica. Artistas, fotógrafos, pintores o escultores han trabajado con Elisa Pomar creando sinergias que dan vida a una personalidad diferente y arrolladora, que aúna tradición y modernidad.

Desde las piezas más exclusivas hasta los detalles más sencillos suben de categoría y se convierten en auténticas obras de arte elaboradas artesanalmente. Cada collar, cada anillo y cada pendiente se confecciona paso a paso en el taller de la directiva creativa de esta marca para difundir el sonido de su alma. Elisa Pomar recupera en esta colección partes de la emprendada menos exploradas en otras temporadas como los abanicos o los peces. Dos detalles tan genuinamente ibicencos y tradicionales, que forman parte del imaginario popular isleño y que ahora se incorporan a los diseños más vanguardistas.

Las joyas XL quedan obsoletas y dan paso a las XXXL para maximizar hasta límites sin precedentes el estilo y la elegancia de esta marca. Las joyas toman un papel protagonista en los armarios y reclaman su espacio en los looks, abandonando la noche para conquistar todo el día ya que, según Elisa Pomar,“el estilo es una cuestión personal, no temporal, no hace falta tener un gran evento para lucir una pieza especial”.

Elisa Pomar está en boca de todos por méritos propios y sus joyas conquistan el día y la noche traspasando las fronteras ibicencas para tomar el asfalto o las playas de destinos tan dispares como México, Italia o Emiratos Árabes. Cada pieza reproduce la magia ibicenca y emana un derroche de clase al más puro estilo de la creadora ibicenca.

Anterior Gran Turismo 50
Siguiente Maymanta, el nuevo restaurante peruano liderado por el chef Omar Malpartida, llega a Aguas de Ibiza Grand Luxe Hotel

Sin comentarios

Envía una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *