Ruta de la Sal, la regata de altura más importante del Mediterráneo


Durante las vacaciones de Semana Santa, Ibiza se convierte en el escenario de numerosas pruebas deportivas que, por tierra y mar, transforman la isla en uno de los epicentros del trail, del ciclismo y, por supuesto, de la vela. Esta última modalidad tiene nombre propio: La Ruta de la Sal.

La 32 edición de esta regata de altura, en la que participarán 200 embarcaciones y más de 1.200 regatistas, tiene su origen en la ruta que antaño hacían los exportadores de sal de Ibiza y que unía Barcelona con el punto más cercano a la península: San Antonio de Portmany. Hoy, y reconvertido en prueba deportiva, este viaje se presenta, desde hace dos ediciones, en tres versiones: la versión  Barcelona, con salida desde Castelldefels, la versión Denia, con salida desde el puerto de la misma ciudad alicantina, y la versión Mallorca, cuyos participantes zarpan desde el Port d’Andratx.

Con el viento, con el mar y con la aventura como protagonistas, los navegantes emprenden un viaje para unir la Península, o Mallorca, con Ibiza, que se iniciará el próximo 18 de abril. La salida desde Port Ginesta se dará a las 11:00 horas, la salida desde Port d’Andratx a las 12:00 horas y la versión Denia, tendrá su salida a las 14:00 horas. En su primera versión, los navegantes recorrerán,  proximadamente, unas 140 millas náuticas; en la salida desde Denia, la distancia mínima que se recorrerá será de 120 millas náuticas, y en la versión Mallorca, que unirá Andratx con San Antonio de Portmany, dejando las islas de Tagomago, Formentera, Es Vedrà, Bledas y Conejera por estribor, se recorrerá una distancia mínima de 103 millas náuticas.

Como auténtica novedad deportiva, este año se celebrará el domingo 21 de abril a las 12.00 horas, una regata costera de unas 8 millas en Bahía de Sant Antoni de Portmany: la “Regata Inshore La Sal – Trofeo Ajuntament de St. Antoni”, en la que las tres flotas de la 32 Ruta de la Sal podrán competir unidas en un mismo campo de regata. Una prueba de cierre del evento corta e intensa, tras la que los equipos participantes, una vez cruzada la línea de llegada, podrán poner rumbo a sus puertos de origen.

Desde su primera edición, hace ya 32 años, han navegado en La Sal 6.080 embarcaciones tripuladas por cerca de 39.500 regatistas, y se han cubierto unas 8.480 millas de competición. Las cifras dan una idea de la magnitud de este evento que, al margen de sus bondades deportivas, se ha convertido en un excelente promotor del turismo náutico para Ibiza y en un claro dinamizador de la navegación de altura.

Anterior Honda CB500X
Siguiente Bénéteau desvela su primer Foiler a motor

Sin comentarios

Envía una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *