Can Lluc, quince años ofreciendo la posibilidad de vivir la Ibiza escondida


El agroturismo ofrece, en el corazón de la isla, el lujo de descubrir una zona sin aglomeraciones ni ruidos, a pocos minutos de los clubes más famosos del mundo

En el corazón de la isla de Ibiza se encuentra, desde hace quince años, el agroturismo Can Lluc Boutique Contry Hotel & Villas. Se trata de un establecimiento que, en este tiempo, se ha esforzado en conseguir ofrecer a sus huéspedes y visitantes la posibilidad de “vivir el lujo de la Ibiza más auténtica, la que tiene espacios de tranquilidad, de silencio, de naturaleza, de paz y de un entorno mediterráneo muy difícil de encontrar en otros lugares del mundo”, explican sus propietarios, Tina Soriano y Lucas Prats. Y, sin embargo, todo ello se ha conseguido hacer en una situación “a pocos minutos de San Antonio, Santa Eulària y de la ciudad de Ibiza, en un punto que permite a todos nuestros visitantes no perderse ni un detalle de Ibiza, pudiendo elegir si disfrutar de los DJs más famosos del mundo, o desconectar en la auténtica Ibiza rural, esa que no aparece en la mayoría de guías turísticas”, explican desde el establecimiento.

El copropietario de Can LLuc, quien a la vez es presidente de Fomento de Turismo de Ibiza, Lucas Prats, asegura que “para aquellos que busquen una estancia única y diferente en la isla, Can Lluc se convierte en una de las mejores opciones”. “Hay mucha gente que se niega a ver una Ibiza diferente a la que se muestra o se promociona, la de grandes clubes, excentricidades y aglomeraciones, por ello en Can Lluc queremos ofrecer al cliente el remanso de paz e intimidad que todos buscamos en nuestras vacaciones”, continúa el empresario quien recalca la importancia de “mantener lugares así, que contengan la auténtica Ibiza y que muestren su belleza y su tranquilidad tan particular”.

El agroturismo ibicenco se ha convertido en un lugar de referencia en la isla, por su alto valor ecológico, por la calidad de su gastronomía, por el mantenimiento sostenible de todas sus instalaciones, por su trato familiar y cercano y, sobre todo, por su filosofía de bienestar. Can Lluc es un lugar idóneo, único y muy diferente al resto de agroturismos de la isla, el enclave ideal para relajarse en plena naturaleza ibicenca dando largos paseos por los grandes jardines y bosques del agroturismo, disfrutar de masajes y tratamientos de belleza o sesiones de yoga personalizadas.

Anterior Siete empresas de Playa d'en Bossa se asocian en defensa de las excursiones marítimas
Siguiente Marina Botafoch recurre la denegación de la prórroga por parte de la APB

Sin comentarios

Envía una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *