Fundación para la Conservación de Ibiza y Formentera. Una iniciativa de promoción de conservación colectiva


Ibiza y Formentera son cada vez más reconocidas por su valor ambiental. Las islas son el hogar de numerosas especies animales, y tanto la tierra como las aguas que las rodean son refugio de aves migratorias y especies marinas. Además, las dos islas tienen áreas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Sin embargo, los 150.000 habitantes de Ibiza y Formentera reciben más de tres millones de visitantes por año. El turismo es la principal fuente de ingresos de las islas pero su impacto puede amenazar su frágil entorno, lo que a su vez pondría en riesgo la capacidad de las islas de mantener sus ingresos económicos.

Las Pitiusas brindan la oportunidad de mostrar un modelo de desarrollo sostenible del S. XXI, donde coexistan de forma armónica la economía del turismo con la conservación y el cuidado del patrimonio ambiental y cultural que las hace únicas.

La Fundación para la Conservación de Ibiza y Formentera (Ibiza Preservation Fund o IPF) fue creada en 2008 para apoyar este proceso. Un número significativo de personas y organizaciones está impulsando proyectos interesantes en el marco de este paradigma de sostenibilidad. Existe la necesidad y la oportunidad para que una organización sin ánimo de lucro independiente pueda apoyar estos proyectos y tenga un impacto real y positivo en Ibiza y Formentera.

Las áreas de trabajo principales de la Fundación son la protección del entorno marino y de los espacios rurales. La Fundación recauda fondos entre particulares y empresas que quieren apoyar proyectos de conservación en estos ámbitos, y se asocia con organizaciones locales para llevarlos a cabo.

Algunos de los proyectos que apoyamos son la protección de las praderas de posidonia, amenazadas tanto por los vertidos de las depuradoras como por los impactos de las ancles y de las descargas de sentinas de los barcos, o la recuperación de especies en riesgo o amenazadas como el caballito de mar o la pardela balear.

En tierra firme, el apoyo a la agricultura ecológica y a los variedades y razas locales, como las almendras autóctonas o el cerdo negro, son también áreas donde trabajamos y es necesario el esfuerzo de todos para mantener el mosaico de cultivos que es parte de nuestro paisaje.

Además de conservar los paisajes más tradicionales, la Fundación para la Conservación de Ibiza está también apoyando el desarrollo de la energía solar y la movilidad eléctrica. Por su tamaño y sus horas de sol, las Pitiusas podrían ser unas islas 100% renovables, y todos los vehículos ser eléctricos, con la consecuente importante disminución de emisiones de CO2.

Movilizando a personas, empresas y organizaciones de diversas nacionalidades que se preocupan por la sostenibilidad de Ibiza y Formentera, la Fundación quiere ayudar a construir las alianzas y puentes necesarios para encontrar soluciones a los retos ambientales.

Invitamos a todos los que quieran ayudarnos en esto a contactarnos: sandra@ibizapreservationfund.org

Anterior Ibiza recupera el sabor de su primera industria: un paseo por la Feria de la Sal
Siguiente Septiembre, un mes de éxito para Adlib Moda Ibiza

Sin comentarios

Envía una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *