Alquiler turístico – Lo que necesita saber


El pasado 1 de Agosto entró en vigor la Ley 6/2017, la cual ha traído consigo grandes cambios para la regulación del alquiler vacacional en las Islas Baleares.

En primer lugar, podemos confi rmar los requisitos necesarios para destinar una vivienda al arrendamiento turístico:

• El inmueble a alquilar deberá haber servido como residencia habitual durante al menos 5 años.
• No podrán ser viviendas en régimen de protección oficial o precio tasado, ni haberlo sido. Del mismo modo, tampoco se permiten nuevas altas en suelo rústico protegido.
• En los casos en que los estatutos comunitarios no prohíban expresamente los alquileres vacacionales, se necesitará el acuerdo de la mayoría de la comunidad.
• Cada vivienda arrendada a turistas deberá contar con contadores de agua, gas y electricidad propios.
• La vivienda destinada al arrendamiento turístico deberá tener un baño por cada cuatro plazas.

Estas medidas ya harían mecha en el número de casas que se puede alquilar por si solas, estimándose que el requisito de los contadores ya acaba con un 60% de la oferta de por si. En conjunto, hacen que conseguir una licencia para el arrendamiento turístico se convierta en una autentica hazaña.

Y sin embargo, no terminan ahí los obstáculos. La nueva Ley tiene como objetivo zonificar las islas, es decir, dividirlas en zonas que serán calificadas como ‘aptas’ o ‘no aptas’ para la comercialización turística. Esto no solo implica que habrá viviendas que tendrán completamente prohibido cualquier uso que no sea residencial -independientemente de si cumplen los requisitos establecidos para ser alquiladas a turistas o no,- sino que establece de forma inequívoca que “hasta que no declaren de manera expresa las zonas aptas para la comercialización de estancias turísticas en viviendas, queda prohibida la presentación de nuevas declaraciones responsables de inicio de actividad turística de estancias turísticas en viviendas.”

Desafortunadamente, la administración se ha concedido a si misma el plazo de un año para llevar a cabo esta división territorial, por lo que todo aquel que desee obtener una licencia para alquilar sus propiedades de forma vacacional tendrá que esperar, por mucho requisito que cumpla. Únicamente aquellos que hayan solicitado la licencia con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley podrán aspirar a obtenerla, ya que sus solicitudes se regirán por la Ley vigente en el momento de su presentación.

Por lo demás, quienes pongan en oferta su  inmueble sin haber obtenido la licencia, o lo alquilen por una estancia inferior a 30 días, se arriesgarán a ser sancionados con multas de entre 20.001 y 40.000 euros.

En definitiva, resulta evidente que la incertidumbre que esta Ley ha venido creando desde que fue propuesta no se va a disipar ahora que esta en efecto. En Gerboth & Partner somos especialistas en derecho inmobiliario, por lo que si usted desea alquilar un inmueble a turistas pero desconoce si puede hacerlo, no dude en contactarnos; estaremos encantados de atenderle.

Anterior Septiembre, un mes de éxito para Adlib Moda Ibiza
Siguiente Así ha sido el verano en P|Art Ibiza

Sin comentarios

Envía una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *